Lunes, 07 de enero de 2008
Imagen

Vuelven a la carga los intr?pidos H?rcules y Lincoln, los agentes que se adentraron hace unos a?os en la conspiraci?n Maine. En esta ocasi?n, el espa?ol y el estadounidense investigar?n unos extra?os sucesos: tres profesores ?un antrop?logo, un historiador y un especialista en lenguas muertas- aparecen en la Biblioteca Nacional automutilados y en estado de shock. ?Qu? explicaci?n hay para que uno se haya arrancado los ojos con las manos, otro se haya cortado la lengua con los dientes y otro se haya cercenado las orejas? ?Qu? han descubierto para haber llegado a ese extremo de locura?

Un libro tra?do por Vasco da Gama de su viaje a la India parece ser una posible explicaci?n. En ?l hay encerrada una profec?a que se remonta a los or?genes del cristianismo y que avisa de la llegada de un mes?as ario que gobernar? el mundo. La Primera Guerra Mundial est? a punto de estallar (1914) y H?rcules y Lincoln van contrarreloj, antes de que las bombas caigan en Europa, tienen que encontrar ese libro para saber cu?l es el siguiente paso a dar para evitar que se cumplan las profec?as en la que tantos hombres parecen estar interesados.

Ya hace unos cuantos a?os que, desde la publicaci?n de El c?digo da Vinci, las novelas sobre enigmas hist?ricos, sociedades secretas, conspiraciones, y dem?s llenan las librer?as de toda Espa?a. Por un lado es un dato maravilloso, porque el mundo de la literatura gan? a miles de lectores. Pero por otro lado, aquel dichoso libro hizo que englob?ramos en el mismo saco a autores tan dispares como Matilde Asensi, Julia Navarro, Javier Sierra, etc. Es decir, todo aquel libro que se presentara como novela hist?rica o que jugara con enigmas hist?ricos y conspiraciones, inmediatamente se tachaba de ser ?una novela m?s? o, peor a?n, novela ?tipo El c?digo da Vinci?. Esa ha sido la gran lacra de la literatura hist?rica. Porque no todo el g?nero hist?rico es tan mediocre como aquella novelucha de Dan Brown, afortunadamente.

Mario Escobar Golderos ha demostrado con El mes?as ario que la novela hist?rica est? a salvo. Porque para armar una trama tan compleja como la que hay en esta novela y que adem?s resulte cre?ble, hay que cumplir muchos requisitos: por un lado basarse en datos hist?ricos demostrables y que la ficci?n no vulnere flagrantemente el rigor hist?rico y el sentido com?n; proponer una lectura hist?rica paralela a la que ya conocemos, de forma tal que nos entretenga y que adem?s nos ofrezca un abanico de datos y enigmas reales que hagan que el lector, adem?s de entretenerse, aprenda; que el autor no se recree en descripciones innecesarias que sirvan solamente para cargar de paja la novela; que los personajes est?n bien definidos y caracterizados para que ayuden a recrear una historia cre?ble; la lectura sea ?gil y que el lector tenga la sensaci?n que la historia avanza, por lo tanto hay que dominar el ritmo narrativo; finalmente, que la voz el narrador ?la del escritor, a fin de cuentas- no abuse de su poder magn?nimo para sacare de la manga situaciones que no encajan con la historia narrativa y con el contexto hist?rico. Y resulta que Mario Escobar borda con hilo de oro cada uno de estos puntos, ha escrito una novela con maestr?a y primor.

Y f?jense que escribir esta novela es especialmente dif?cil, porque el autor juega con unos datos hist?ricos que el lector conoce de sobra, como el advenimiento de la Primera Guerra Mundial, el modo en que estalla? Adem?s, no hay que ser un lumbrera para deducir qui?n es el mes?as ario ya desde el principio ?s?lo hay que mirar la portada y salir de dudas-, por lo que Mario Escobar se ha echado a la espalda la dura tarea de sorprender al lector aun teniendo todas las cartas encima de la mesa. Y ?c?mo lo consigue? Con habilidad, rizando el rizo o dando otra vuelta de tuerca a lo que el lector espera del desenlace. Un desenlace que, por cierto, es cre?ble y consecuente.

El mes?as ario es una de esas novelas que cuando uno las acaba de leer, tiene la sensaci?n de que el escritor ha asumido perfectamente aquellos valores literarios que propon?a Borges ?entretener y conmover?. Pero adem?s ense?ar, porque si algo hay de ficticio en los datos hist?ricos que se detallan en esta novela, el autor los aclara al final, como ya hizo con Conspiraci?n maine. Por lo tanto, Mario Escobar es un escritor consecuente con el rigor hist?rico.

As? que si lo que est?n ustedes buscando es disfrutar de una novela con enigmas hist?ricos, personajes reales y ficticios, conspiraciones, una trama retorcida y una lectura ?gil ?porque los cap?tulos son tan cortos que el lector siempre piensa aquello de ?me leo uno m?s? y uno m?s? y otro??-, El mes?as ario es una obra m?s que recomendable.

Cr?tica Manel Haro. Anika Libros

Tags: mesías ario, novela misterio, religión, Hitler

Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 25 de enero de 2008 | 10:04
Una gran novela. Sin palabras.