Martes, 03 de junio de 2008



Por Manel Haro, Periodista.

Para cocinar un buen best seller es necesario utilizar ingredientes naturales, nada de artificios. Para empezar, hay que darle a la olla un poco de idea, bastará con unos esbozos de ingenio y cierta habilidad en la escritura. Cuando esta mezcla esté en su punto, añada carnaza, de la mejor calidad, no basta con cualquier carne de oferta. Que sean ejemplares de marca reconocida internacionalmente. Dejar que el agua hirviendo mezclada con el ingenio y la habilidad haga su efecto. Hay que ir con ojo, no vaya a ser que el asunto se pase como el arroz. Todo tiene que estar en su punto.

Cuando considere que la carnaza está cocinada, añada especias picantes, según el gusto de cada uno. Cuanto más picante añada, más insoportable será para ciertos comensales, téngalo en cuenta. Si quiere, aderécelo todo con sal y pimienta, son productos naturales y es mejor pecar de salado que de soso.

El ingrediente estrella de la cocina española es el oro líquido, el aceite de oliva. Así que adelante con ello. No olvide que el aceite es algo difícil de eliminar: si cae en la ropa, no hay forma de sacar la mancha; si cae en el estómago, a ver quién es el valiente que sale a correr para eliminar las calorías que aporta a los michelines. Así que, para bien o para mal, échele aceite de oliva, que deje huella.

Es muy importante estar atentos a las cantidades que se echa, porque, por respeto, hay que comerse todo lo que se cocine. Y, claro, no hay que tirar la comida. Menos todavía meterlo en la nevera o el congelador, porque puede que el asunto quede congelado demasiado tiempo, lo cual estropearía nuestra receta. También corremos el riesgo de cocinar demasiada cantidad y que el plato no haya quien se lo coma, habríamos invertido mucho dinero y nadie se tragaría nuestra creación.

Cuando se esté seguro de todo esto, se puede pasar a emplatar. Nada de servir poca cantidad en un plato enorme, la gracia es que la gente deguste al máximo nuestra receta. Que lo disfruten, pero que nos se harten. El punto justo para que los comensales lo recomienden a sus amigos.

Y así, nos sale nuestro plato estrella, que lo llamaremos La cocina al desnudo, del famoso cocinero Santi Santamaría. Una receta con ingredientes naturales, pero que puede resultar indigesta para algunos; otros, en cambio, disfrutarán de cada uno de sus componentes: el picante, la sal, la pimienta, el aceite de oliva y la carnaza. Si lo hemos hecho bien, incluso puede que el negocio nos salga redondo y nos den algún premio.

Pero ¡ojo!, recuerden que pegarse atracones puede tener efectos secundarios y la venganza es un plato que se sirve frío. Quedan avisados.


Tags: best seller, escribir, libros, leer

Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 03 de junio de 2008 | 20:24
Muy bueno
Publicado por Invitado
Jueves, 05 de junio de 2008 | 20:54
Muy agudo