jueves, 31 de julio de 2008


Hace unas semanas os colgamos la reseña de Dos velas para el diablo y ahora os ofrecemos esta entrevista con su autora, Laura Gallego. Esta vez no es propia si no que nos la han cedido los compañeros de prensa de SM. Eso sí, a la vuelta del verano volveremos a intentar entrevistar a la autora. Por ahora os dejamos con este interesante adelanto.


PREGUNTA (P): ¿De qué trata tu nueva novela "Dos velas para el diablo"?

LAURA GALLEGO (LG):"Dos velas para el diablo" es una novela de fantasía ambientada en el mundo actual, en el mundo real pero se desarrolla en el marco de la batalla eterna entre ángeles y demonios. Es la historia de de una chica, una adolescente, Cat, que es la hija de un ángel y su padre es asesinado por unos demonios y ella jura que vengará la muerte de su padre. Así es como empieza toda la historia.

P:¿Qué destacarías como novedoso respecto a tus obras anteriores? ¿Hay algún cambio significativo?

LG: No, esta novela sigue siendo una novela de fantasía igual que todas las demás, sigue siendo una novela juvenil, quizá la variante es que está escrita en primera persona, es la propia Cat la que cuenta su historia. Es una historia diferente, cada uno de mis libros es distinto aunque todos sean de fantasía y aunque todos ellos tengan una serie de constantes que son parte de mi estilo y de mi forma de contar historias, cada uno es una historia diferente y este es una historia nueva también.

P:¿Por qué el libro está contado en primera persona y cómo condiciona este enfoque el desarrollo del libro?

LG: Yo creo que cada historia tiene su propia voz, y cada historia tiene que estar contada de una determinada manera. En este caso a medida que iba imaginándome la historia prácticamente fui escuchando la voz de Cat en mi cabeza. Antes incluso de tener la trama casi ya tenía el principio y me sonaba más lógico que fuera ella la que contara su historia y no un narrador omnisciente y no yo. Era una cosa un poco extraña y diferente porque hasta ahora todos mis libros han estado escritos en tercera persona y tenía que intentar meterme en la piel de una chica de 16 años que tampoco es una chica cualquiera. He intentado por un lado que se notara que era una chica de 16 años pero por otro lado tampoco es una chica normal pues por todo lo que ha vivido y por estar metida en todo este mundo de la guerra angélica no ha tenido una vida como las demás. Y no sé que tal habrá quedado, habrá que esperar a que los lectores juzguen si les gusta o no les gusta.

P: ¿Para quién escribes?

LG: No me dirijo a ningún público en concreto porque cada lector es diferente y no puedes hablar del público en general, ni siquiera puedes hablar del público adolescente porque a cada uno le gusta una cosa distinta. Se puede decir que yo escribo las cosas que a mi gustaría leer, escribo las cosas que me gustan a mi y sobre todo escribo para mi. Cada novela tiene que encontrar su propio lector y su propio público. Yo tengo la suerte de poder conectar especialmente bien con el público joven y no lo hago a propósito, no utilizo una determinada fórmula, sino que simplemente les gustan mis libros y yo estoy encantada. Entonces, quizá por el hecho de no escribir específicamente para un determinado público trae consigo la consecuencia de que me lee gente de toda edad y condición. También cada libro mío es diferente, hay libros míos que les gustan más a los mayores, otros que les gustan más a los más jóvenes, hay libros que son leídos por gente de cualquier tipo, eso no se sabe.

P: En tus libros sueles plantear una relación compleja entre el BIEN y el MAL, casi ningún personaje es bueno o malo absolutamente. Pero además, en "Dos velas para el diablo" esta idea se convierte prácticamente en uno de los argumentos centrales ¿Consideras que este es el tema de tu literatura?

LG: Yo no creo en el BIEN y el Mal como conceptos absolutos. Yo creo que el BIEN y el Mal están dentro de cada persona y cada uno puede decidir si hacer algo que está bien o esta mal y que no todo es blanco o es negro sino que hay infinitos matices de grises. Yo creo que en mis novelas se nota un poco eso. Tradicionalmente la fantasía siempre se ha hablado de la lucha del bien y el mal y tradicionalmente es fácil colocar la etiqueta de malvado a un personaje que es la encarnación del mal , a a una raza que son todos malvados por nacimiento y de alguna manera los humanos siempre quedan como buenos pero yo creo que es muy fácil y cómodo en fantasía decir este personaje es malvado y es la encarnación del mal y tenemos que luchar todos contra él o esta raza son todos malvados por naturaleza y nosotros somos los buenos. Yo pienso que no es así que cada uno elige actuar de una manera o de otra. Incluso en las guerra en las que se supone que los protagonistas luchan contra las fuerzas del mal pues alo mejor las fuerzas del mal opinan que ellos son las fuerzas del mal yo creo que es una cuestión de punto de vista también y creo que en todas las guerras siempre se tiende a suponer que el bando contrario es la encarnación del mal.

P: En "Dos velas para el diablo" hablas del magnetismo de los demonios y dices que muchos famosos son demonios ¿en quién estabas pensando?

LG: Todos mis personajes son inventados no hay ninguno que esté inspirado en nadie real En el caso de este libro sí que estaba muy preocupada porque la chica que es Cat la tuve clara desde el principio, pero Angelo, el chico, temía que pudiera recordar un poco a otro personaje mío que es Kirtas de Memorias de Idhún . Yo le veía muy diferente pero tal y como se planteaba la historia podía dar lugar a confusión así que e puesto mucho cuidado en el personaje para distinguirlo de otro personajes anteriores. No estoy segura de haberlo conseguido pero eso habrá que verlo, los lectores juzgarán.

P: ¿Qué esperan tus lectores de tus novelas?

LG: Creo que buscan sobre todo una historia que les emocione, que les enganche, que les haga sentir y sobre todo que les sorprenda. Yo creo que esa es la magia de la literatura que todavía puede despertar emociones muy fuertes si eres capaz de escribir con el corazón y yo intento escribir con el corazón y creo que eso ellos lo notan y lo agradecen. He acabado el libro con mucha ilusión, espero no decepcionarles. En cada libro que escribo intento hacerlo lo mejor posible y dar lo mejor de mi misma porque sé que son unos lectores muy exigentes.

P: ¿Crees que los jóvenes recurren a la fantasía para evadirse de la realidad?

LG: Yo creo que es un tópico decir que la fantasía es una forma de escape pero también lo son y mucho más peligrosas las drogas y el alcohol. Este tipo de cosas también se hacen para escapar de la realidad y yo creo que en ese sentido la fantasía no es tan irreal cómo pueda parecer porque es algo tan humano como el lenguaje, como la risa porque no hay ninguna otra especie capaz de fantasear como nosotros lo hacemos. Cuando se lee la fantasía no estás escapando de la realidad sino que estás ampliando tu mente, ampliando horizontes y haciendo un esfuerzo intelectual muy grande porque estas tratando de imaginar cosas que realmente tu no has visto. Eso significa que en contra de lo que pueda parecer están desarrollando su mente mucho más que de otra manera. Luego cuando cierras el libro vuelves a la realidad y después de un viaje tan largo y de haber vivido tantas aventuras con los personajes y tantos peligros, de haber aprendido tantas cosas y haber madurado con ellos creo que te vuelves un poco más sabio y has aprendido cosas. A lo mejor alguien que se refugia en la lectura puede pensar que se está aparatando del mundo pero realmente lo que está haciendo es ampliarlo un poco más.

P: Has estado en las últimas Ferias del Libro de Madrid ¿Qué te parece esta toma de contacto con los lectores?

LG: El primer año que vine me quedé bastante sorprendida porque yo nunca había estado en la Feria del Libro de Madrid, vine como autora y como lectora me encantó y desde entonces siempre intento si vengo un fin de semana entero, si estoy firmando el sábado dejarme el domingo libre para poder visitar yo la Feria y que me firman a mi . Cualquier lector estaría encantado de poder tener cerca un acontecimiento como es esta Feria del Libro. Como escritora me parece una oportunidad maravillosa para poder encontrarme con mi público. Aunque yo prefiero la presentaciones en las cuales ellos pueden estar tranquilamente sentados y pueden hacer preguntas, pero la Feria es un poquito más estresante porque viene mucha gente y a veces, tienen que estar haciendo cola y a veces hace calor y a veces llueve torrencialmente y los pobre están ahí esperando y me sabe mal.. A veces también hay padres que se impacientan. Es bonito ver chavales de 12, 14, 16 años, esta gente que se supone que no leen son capaces de estar 2 y 3 hora y hasta 4 y 5 esperando para que les firme un libro y creo que eso es bonito. Creo que debería prestarse atención a los jóvenes que leen porque siempre se habla de que los jóvenes no leen y se suele olvidar y pasar por alto como si no existieran a los chavales que sí que leen porque existen y están ahí.

P: Tienes un foro en Internet por el que hablas con tus fans ¿Consideras esta vía de comunicación positiva para la literatura?

LG: Internet ha hecho que algo como la lectura que antes era un acto más solitario se haya socializado mucho más. Los chavales comentan con sus amigos los libros que han leído, los recomiendan porque en la adolescencia somos mucho más sociales y tendemos a compartir todo lo que nos gusta con nuestro grupo. Internet hace que tu grupo de amigos se mucho más grande, no sólo alguien de tu clase o de tu barrio sino de otras ciudades y de otras partes del mundo.

P: ¿Cómo cambió tu vida a partir de los Premios Barco de Vapor?

LG: Cuando gané el Barco de Vapor por primera vez tenía 21 años y todavía estaba estudiando una carrera pero había pasado 10 años de mi vida escribiendo cosas, mandándolas a editoriales y recibiendo calabazas de todas ellas. Tenía ya 13 novelas en el cajón que no habían visto la luz y que probablemente nunca la verán y por tanto para mi ganar el Premio Barco de Vapor y publicar un libro fue como un sueño cumplido. Sin embargo durante los primero años no cambié mucho seguí escribiendo, seguí estudiando porque para mí seguía siendo una afición y mi principal ocupación eran mis estudios y cuando terminé la carrera incluso empecé el doctorado y me preparé para ser profesora de literatura que era lo que yo había planeado y al mismo tiempo seguía publicando libros. El segundo Premio Barco de Vapor ya cambió más las cosas, el éxito de mi primera trilogía " Crónicas de la torre", se fue formando un grupo de lectores fieles que me iban siguiendo y la cosa estalló un poco más con ‘Memorias de Idhún, y a partir de este momento sí que pude dedicarme completamente a escribir, y pesar de que parece que ha sido un proceso rápido para mí no lo ha sido, han sido muchos años trabajando y sigue siendo una cosa que me tomo mucho en serio porque es la razón de mi vida, mis historias, mis libros, la gente no se lo cree, pero aunque no me leyera nadie yo seguiría escribiendo.

P: ¿Qué proyectos tienes para el futuro?

LG: Ya tengo tres historias en mente, pero es un poco pronto para hablar de ellos, porque todavía no están acabados.


Tags: idhun, dos velas para el diablo, laura gallego, fantasía

Publicado por Desconocido @ 0:43  | Bestseller Españoles
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
martes, 28 de abril de 2009 | 17:37
hola colega quiero entrar