Jueves, 16 de octubre de 2008


Por Mario Escobar, escritor e historiador.

El premio literario en España es un fenómeno antiguo. El Premio Nadal es el decano de los premios literarios en España. La primera vez que se convocó fue en el año 1944, en plena posguerra. Carmen Laforet, Miguel Delibes, Rafaél Sánchez Ferlosio o Carmen Martín Gaite, son algunos de los escritores que se dieron a conocer gracias a este galardón. El Premio Planeta, surgido en 1952, tuvo una intención más comercial desde sus orígenes. Muchos de los nombres de los ganadores no nos dirían nada en la actualidad. Fueron estrellas fugaces de la literatura española.
En la actualidad hay centenares de premios. Práticamente no hay pueblo o ciudad que no tenga un premio literario, pero los grandes premios se han convertido en una verdadera máquina de lectores. Puede que algún día estas palabras se vengan en mi contra, pero los premios, es un secreto a voces, son grandes campañas de márketing para resaltar un libro entre los miles de nuevos títulos que se publican todos los meses.
En los últimos años se ha producido algún escándalo con algún jurado díscolo, pero en la actualidad se acepta, que los premios ayudan a los escritores que ya son conocidos, pero no están consagrados, a acelerar su proceso de fermentación. La tentación es muy grande. Pasar de ser leído por 8 ó 10 mil lectores a ser leído por 1 millón, no deja indiferente a ningún escritor. Tal vez lo más triste de los últimos años es que Millas, Savater o Alvaro Pombo no necesitaban esa mega promoción. Algo se está moviendo en las altas esferas del mundo del libro para que arriesguen tan poco, tal vez el miedo a dar paso a una nueva generación de escritores. Buenos chicos y chicas que pertenecen a las horrorosas clases medias-bajas urbanas, que no saben latín y no cuadran en la glamurosa noche del 15 de octubre.
El gran pope del best seller español, Ruíz Zafón, lo dijo hace años en la revista Que leer, en España se necesita un relevo de críticos, periodistas especializados y escritores, para devolver a la literatura española al lugar que le corresponde.

Tags: premios literarios, escritores, españoles, novelas

Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 16 de octubre de 2008 | 21:01
Los premios son leg?timos
Publicado por Invitado
Viernes, 17 de octubre de 2008 | 10:20
Los premios son marketing
Publicado por Detective_en_paro
Viernes, 17 de octubre de 2008 | 11:27
S?, yo tambi?n estoy de acuerdo en que el mundillo literario necesita una peque?a regeneraci?n. El pr?ximo mart?s os escribir? un post sobre otra reflexi?n sobre los premios literarios.