Jueves, 23 de octubre de 2008


Por Mario Escobar, escritor e historiador.

Nacer, vender y morir. Esa es la manera con la que podríamos definir a muchas de las novelas de este loco siglo XXI. A la velocidad supersónica, las novedades se suceden según las estaciones del año. Desde la salida a "bolsa" de El código Da Vinci todas las editoriales buscan el libro de "los huevos de oro", la novela que convierta a la editorial o el editor de turno en el nuevo mago de las "super ventas". Pero, ¿qué es lo que nos atrae de las novelas de intriga? No es fácil responder a esta pregunta, una de las más recurrentes en las entrevistas que suelo realizar cuando promociono mis libros. Me imagino que una de las razones es sin duda la necesidad del hombre de creer en la magia, en la aventura y la verdad, en un mundo salpicado de crudo realismo, monotonía y mentiras. Los héroes de las novelas de conspiraciones suelen ser tipos corrientes que salvan a la humanidad en el último momento. Ese es otro de los temas recurrentes, la necesidad de salvar a la humanidad. La necesidad de un Mesías que cambie el mundo.
La lucha entre el bien y el mal es tan vieja como el mundo. Robert Langdon, el protagonista de El Código Da Vinci, simboliza el anhelo del hombre por descubrir la verdad, aunque la novela se apoye en una tésis disparatada sobre el linaje de Jesús, acierta en su manera de plantear una angustiosa pregunta. ¿Cuál es el futuro del hombre? ¿Hay fuerzas ocultas que manipulan a la humanidad?
A lo largo de estos años se han publicado varios ensayos sobre teorías conspirativas y escritores como Cesar Vidal han utilizado a grupos como los Illuminati como base para sus tramas. En la actualidad, regresan con fuerzas los templarios y los masones, dos de los grupos conspirativos que más han ocupado los libros de ventas en los últimos años. Aunque los nazis y la Iglesia Católica también han servido para tramas a muchas novelas actuales.
Tenemos conspiraciones para rato. El mundo es un lugar demasiado inhóspito para vivir tranquilos y, por lo menos, las conspiraciones nos ayudarán a olvidar la hipoteca, el paro o el sufrimiento de un ser querido.
Gracias Brown, porque aunque eres un pésimo escritor y buscas tus argumentos en libros de tercera categoría esotérica, me ayudaste a pasar muchas horas de soledad en el hospital mientras mi madre agonizaba. Espero que algún día un lector me diga que le ayude a superar el cáncer, vivir solo o soñar con una aventura. Será la mejor crítica que del mundo.

 

Tags: más vendidos, libros, conspiraciones, exitos

Publicado por marioescobargolderos @ 10:44  | Thriller
Comentarios (5)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 11:59
Estoy de acuerdo
Publicado por Detective_en_paro
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 12:12
Excelente reflexi?n Mario. Estoy de acuerdo sobre todo en lo que Brown es un p?simo escritor Muchas risas Hay que saber diferenciar entre literatura de entretenimiento y gran literatura (como en el cine) y que se puede ser buenas en ambos casos,
Publicado por Mario
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 12:58
Gracias David. Hay tiempo para entretenerse y tiempo para aprender.
Publicado por Invitado
Viernes, 24 de octubre de 2008 | 7:41
Bueno me parece que estas novelas est?n "recogiendo" la herencia de los folletines del siglo XIX: el de entretener. ?Es tan diferente Dumas de este tipo de obras?
Publicado por Invitado
Martes, 24 de febrero de 2009 | 16:00
Cierto todo lo que dice sobre los libros, ?pero esta mal divertirse leyendo?, por muy bueno que sea el libro, si no entretiene no se lee por gusto.
Prefiero entretenerme con un mal libro, que dormirme con uno aburrido.