Martes, 05 de mayo de 2009


Por David Yagüe, periodista

Esta semana entrevistamos a un autor de cuyos libros hemos hablado en este blog (por ejemplo Salamina y Señores del Olimpo) y con el que teníamos ganas de charlar. La oportunidad ha venido dada por el lanzamiento de su nuevo libro La gran aventura de los griegos (La Esfera de los Libros) que acaba de lanzar. Con él hablamos sobre griegos, divulgación y el oficio de escritor.

BEST SELLER ESPAÑOL (BSE): La gran aventura de los griegos es su primera incursión en el ensayo ¿qué le llevo a debutar en este sentido con esta temática? ¿Su labor como profesor de griego en un instituto tuvo algo que ver?

JAVIER NEGRETE (JN): En realidad, fue una propuesta de la editorial la Esfera de los Libros. Yo estaba barajando diversos proyectos sobre la historia de Grecia, pero no algo tan global. Sin embargo, me enamoré enseguida de la idea. Creo que a estas alturas del siglo XXI venía bien un libro de divulgación general sobre los griegos en el que se incluyeran los últimos avances y teorías de los historiadores.

¿La influencia de mi trabajo como profesor? Creo que ha coincidido con la que pueda tener el hecho de ser novelista: básicamente, he buscado ser comunicativo, claro y lo más ameno posible. Aunque ello suponga de vez en cuando ser también un poco gamberro Sonrisa

BSE: Si tuviera que poner nota al conocimiento del gran público sobre la Grecia de la Antigüedad, usted pondría un...

JN: Supongo que lo de la nota es por ser profe. La verdad es que el público general conoce algunos aspectos muy concretos de ciertas épocas de Grecia muy determinadas: la Atenas de Pericles, la época de Alejandro, las Guerras Médicas (esto último por la película de 300). Pero resulta difícil que alguien te pueda hacer un esquema general, entre otras razones porque es una historia complicada, de muchas pequeñas ciudades estado. Así que pondría, como mucho, un 4. Espero que mi libro ayude a subir la nota.

BSE: Javier Negrete comienza a plantear escribir un libro que relate toda la Grecia de aquella época...¿Y en qué piensa? ¿En descubrir nuevos datos? ¿Narrar la historia de un modo diferente?

JN: Por supuesto, como narrador he intentado hacerlo de una forma diferente y personal. Como ya he dicho, esta forma resulta a ratos incluso gamberra, y no me ha asustado ser provocador o polémico. Por ejemplo, cuando planteo las discusiones que existen hoy mismo por el idioma que se habló en la Macedonia de Alejandro: para los griegos, era una variante del griego. Para muchos habitantes de la república que quiere llamarse Macedonia, era una lengua eslava, lo que supone un completo absurdo histórico. En el apartado correspondiente hablo de esta polémica y tomo partido: en Macedonia se habló algo que podría considerarse dialecto del griego o que era primo hermano del griego.

Tampoco he evitado la polémica al hablar de Sócrates y su muerte. Suele decirse que el juicio y la condena a muerte de Sócrates hicieron que su discípulo Platón se desengañara de la democracia. Antes de ese juicio en Atenas gobernó la dictadura de los Treinta tiranos, entre los que estaba algún pariente de Platón, y que sembró de muertos la ciudad. ¿Eso no desengañó a Platón de los regímenes autoritarios y de la oligarquía? Pues parece que no.

En cuanto a los nuevos datos, he procurado incluir en mi obra los avances más recientes en los estudios sobre historia de Grecia. Creo que eso se nota sobre todo en los capítulos que tratan las épocas más antiguas, como la Creta minoicos o la era de los micénicos. Los lectores encontrarán un enfoque "multidisciplinar", con referencias a la ecología, a terremotos, volcanes, etc.

BSE: ¿Esta aventura de los griegos a qué tipo de lectores está dirigida?

JN: Creo que a todos. Incluso a los lectores que conozcan bien la historia de Grecia les puede resultar una lectura refrescante.

BSE: ¿Por qué debemos descubrir a los griegos, que aprenderemos de ellos?

JN: Su cultura fue la base de la nuestra, aunque por supuesto con los siglos hemos añadido muchísimos elementos a su legado. Sin menospreciar a otras civilizaciones antiguas, como Egipto, Mesopotamia o Persia, creo que nuestra visión del mundo y de nosotros mismos como individuos libres se debe sobre todo a los griegos. Además, en mi opinión les debemos un regalo que jamás valoraremos lo suficiente: la ciencia.

BSE: La película de los 300... ¿Ha puesto de moda el mundo griego para el gran público?

JN: Parece que en algo ha colaborado, a juzgar por la cantidad de libros sobre las Guerras Médicas que se han publicado después. En La gran aventura de los griegos ya suelto algún comentario sobre la película, porque como suelo decir en clase: "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia". Aunque los espartanos de la película son como los del cómic de Frank Miller, habría preferido, en lugar de verlos con esa especie de tangas de cuero y los escudos que parecen tapas de alcantarillas, algo más de realismo. Por otra parte, los éforos, que en Esparta eran unos magistrados elegidos anualmente, aquí son una especie de mutantes que me recuerdan al barón Harkonnen de la película Dune. En cuanto al Jerjes de 300, no me extraña que en Irán la película no haya hecho mucha gracia.

En fin, no seguiré, que me lanzo.

BSE: Pocos libros dirigidos al gran público cuentan con un capítulo dedicado a la época que va tras la caída de los reinos herederos de Alejandro Magno hasta la hegemonía de Roma, pero usted lo ha incluido...

JN: Quizá porque es una época más triste para el lector. Cuando se estudia una civilización, siempre inspira más leer sobre sus momentos de crecimiento y apogeo, como en este caso serían las Guerras Médicas y la época de Pericles, o incluso a su modo la de Alejandro. Pero no hay más remedio que contar también el declive. Además, así enlazo con la futura aventura de los romanos.

BSE: Comenzó con la ciencia ficción y la fantasía, continúo con un relato actualizador de la mitología clásica, una ucronía sobre el mundo de Alejandro y una novela histórica sobre el mundo griego. ¿Cómo escritor, en qué terreno se ha encontrado más cómodo? ¿De cuál ha disfrutado más? ¿Qué diferencias ha encontrado?

JN: Para mí la fantasía es una especie de novela histórica en la que uno mismo inventa la historia, pero obviamente hay que seguir unas reglas. Aunque sean reglas establecidas por el propio autor, claro. Brinda más libertad que cualquier otro género, sin duda. Por eso mismo hay que tener más cuidado, pues la libertad se puede convertir en descontrol y hacer que la famosa "suspensión de la incredulidad" se pierda si uno empieza a sacarse de la manga trucos y recursos creados sobre la marcha.

La novela histórica exige mucha documentación, cierto es, y las líneas maestras del argumento parecen predefinidas. Pero, según la época sobre la que uno escriba, hay muchos huecos en la historia que un novelista puede aprovechar. Así ocurre con Grecia, que es menos conocida de lo que suele creerse. En Salamina, por ejemplo, me encontré con abundantes huecos de ese tipo. ¿Por qué los persas tardaron varios días en lanzarse al ataque en las Termópilas? ¿Qué ocurrió realmente en las batallas navales de Artemisio? ¿Por qué Jerjes se empeñó en combatir en Salamina, en terreno contrario?

La verdad, no sabría decir dónde me encuentro más cómodo. Ahora que estoy escribiendo sobre nuestra época, me agrada mucho retratar a personajes como los que me encuentro todos los días, con las inquietudes de hoy. Pero incluso cuando escribo sobre la Atenas clásica o sobre la imaginaria Tramórea hago algo parecido: la naturaleza humana sigue siendo, básicamente, lo mismo. Y, como escritor, lo que más me importa son los personajes.

BSE: ¿Es usted de los escritores que conoce su final y planifica su novela antes de ponerse a escribir o prefiere escribir y dejarse llevar?

JN: Desde hace ya cierto tiempo, tengo decidido el final de mis libros antes de ponerme a escribir. Otra cosa es que el desarrollo concreto de la historia y de los personajes me lleven a introducir cambios en el argumento, o a modificar el final. Pero procuro saber con antelación por dónde me muevo, e incluso utilizo hojas de Excel para planificar las escenas desde el principio hasta el final.

BSE: ¿Cuáles serán sus próximos proyectos?

JN: Estoy terminando mi próxima novela para Espasa, Atlántida. Aunque tiene ciertos flashbacks históricos, por una vez me sitúo en nuestro tiempo, o más bien en un futuro muy inmediato (pasado mañana, podríamos decir). También estoy embarcado en la continuación de mi saga sobre Tramórea. En cuanto a la no ficción, el plan es escribir una obra como La gran aventura de los griegos, pero sobre Roma.

BSE: Muchos le consideran uno de los primeros espada de la fantasía nacional y después de la muy interesante Salamina, ha entrado también por méritos propios entre los más destacados de novela histórica... ¿Fueron muy duros sus comienzos como escritor? ¿Le costó mucho publicar?

JN: Sí fueron duros, la verdad. Durante bastante tiempo intenté en vano publicar la primera versión de La Espada de Fuego, pero ahora me alegro de que así fuera, ya que la novela definitiva que publiqué en 2003 con Minotauro tenía mucha más calidad.

Luego, cuando empecé a publicar en Nova las novelas cortas del UPC o La mirada de las Furias, también fue difícil, pues por cuestiones de distribución, promoción (que era inexistente), etc., no acababa de llegar a los lectores. La cosa no cambió hasta que publiqué La Espada de Fuego, y luego creo que he dado un nuevo paso adelante con Salamina..., y espero dar otro con Atlántida. De todos modos, considero que todo aquello fue una etapa de aprendizaje y lo doy por bien empleado. Hay gente que tiene la suerte de llegar a esto de la literatura con un pan debajo del brazo. No fue mi caso, pero creo que las dificultades me han servido de acicate para aprender y mejorar.

BSE: Este blog lo leen muchos escritores noveles o personas que quieren publicar sus textos... ¿Qué les recomnedaría?

JN: Leer mucho, por supuesto, y con cierta humildad. Es fácil ver los defectos en las novelas publicadas y decir: "¡Pero si yo lo hago mucho mejor!". Lo que ocurre es que a veces no nos fijamos en los fallos de nuestros propios libros. Por cierto, en eso ayuda mucho someter nuestros originales a la crítica de otros lectores, y cuanto más despiadados sean, mejor.

El dominio del idioma es básico. Esto parece una perogrullada, pero no lo es tanto en nuestros tiempos. Veo cosas últimamente, incluso publicadas (habitualmente en editoriales que no parecen utilizar correctores), que me preocupan bastante: faltas de ortografía, puntuación caótica, una forma de expresarse pueril... En el caso de la literatura fantástica esto puede ser especialmente hiriente, porque muchos jóvenes lectores se forman exclusivamente leyendo traducciones, no siempre de gran calidad. Aunque uno quiera escribir sagas heroicas, lo tiene que hacer en un buen castellano, y para eso no hay nada como leer autores españoles, de cualquier género, pero que de verdad sepan escribir.

Una vez que uno domina lo fundamental, que es el lenguaje, ya es hora de aprender estructuras, creación de personajes, composición de escenas o uso del diálogo. En español van apareciendo libros sobre estos temas, pero de momento hay más bibliografía en inglés. Con los años, yo he ido adquiriendo mi pequeño taller literario, en el que destacaría libros como How to Write a Damn Good Novel, de James N. Frey, o Lessons from a Lifetime of Writing, de Morrell (el creador de Rambo). Los libros de Linda Seger están en español y también son muy interesantes. Un manual de aquí que me parece excelente es La práctica del relato, de Ángel Zapata.

En cuanto a publicar..., paciencia. Mucha paciencia. Cuando veamos que ya tenemos un libro y no nos lo editan ni a tiros, pues al cajón (o al disco duro), y a escribir otro mejor. Con un poco de suerte, el que no nos publicaron acabará viendo la luz, ya sea tal cual está o en una versión mejorada. Pero lo importante es hacerlo cada vez mejor, y eso no se puede hacer sin mucha autocrítica.


Tags: javier negrete, entrevista, aventura de los griegos, salamina

Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 07 de mayo de 2009 | 10:42
Negrete es uno de los escritores espa?oles que m?s me gustan. Sus novelas son excelentes. Me leer? este libro que parece muy interesante. Gracias.
Publicado por Marco
Mi?rcoles, 13 de mayo de 2009 | 8:06
Interesante entrevista y libro. Ojal? se traten m?s temas hist?ricos con la amenidad y rigor de este autor. Un saludo.
Publicado por Invitado
Martes, 16 de junio de 2009 | 0:36
hola soy de Peru, unos meses atraz me encontre con Salamina en un libreria, simplemente me fascino. me he conseguido el espiritu del mago, recien lo voy a empezar, mis agradeciemientos al autor por las horas de entretenimientos brindadas.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 24 de junio de 2009 | 23:17
La verdad es que las dos novelas que he leido de J.N (Salamina y Alejandro Magno y las Aguilas de Roma), me han parecido muy buenos. Pero me sorprende no encontrar alus?n alguna en la entrevista a la segunda parte que promete al final de Alejandro..
Publicado por Invitado
Lunes, 22 de febrero de 2010 | 17:09
Saludos y felicitaciones a Javier por su gran talento, he leido muchas de sus novelas y me parece de lo mejor que al momento hay en Espa?a, es un autor que recomiendo a todos, y por supuesto leere las novelas y los libros que siga sacando.Muchas risas