Martes, 06 de abril de 2010

El asedio



Título:
El asedio
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara

Año de edición: 2010
PVP Euros: 22,50

Por David Yagüe, periodista.

Arturo Pérez-Reverte vuelve a la Guerra de Independencia española en su novela El Asedio. En las más de setecientas páginas de la obra, el escritor cartagenero despliega una novela de novelas que dibujan un vívido y detallista marco del Cádiz de 1811, sitiado por las tropas francesas de Napoleón y donde se perfila la futura Constitución y, en resumidas cuentas, el futuro de España.

El autor nos adentra a través de dos ejes argumentales principales (las vicisitudes de una mujer que rige una gran casa comercial y su relación con un corsario al que contrata y la investigación obsesiva de un policía tras un asesino en serie de mujeres) para ofrecernos una galería perfecta de personajes y situaciones, que desenvuelven de manera lenta, pero adictiva, con paso firme, hasta su final. Es sin duda, la culminación de la obra de ficción de Pérez-Reverte porque entre las páginas de esta novela encontramos ecos de casi todas sus obras anteriores.

El universo de este autor crece y se autodefine con El asedio, con esos personajes rudos y bravos (machotes me atrevería a decir), que se mueven entre la tenue línea entre el bien y el mal, marchando a paso firme hacia un destino que quizá no deseen, pero que comprenden que es el suyo; con esas tramas que se cierran con exactitud, con ese brío narrativo telegrafiado por una prosa dura y tajante, no exenta de belleza.

Pérez-Reverte logra aquí, seguramente, su artefacto literario más complejo, lleno de pasajes oscuros, violentos (esos duelos y batallas tan bien narradas) o tan entrañables como los que conforman la sutil relación entre el capitán corsario Pepe Lobo y la empresaria burguesa Lolita Palma. Su galería de personajes es fascinante y su construcción sobresaliente: el capitán de artillería francés Simón Dessfosseux, el guerrillero Felipe Mojarra, Lolita Palma, el capitán Pepe Lobo y su segundo, pero sobre todo ese Cádiz lleno de vida y de muerte que conforma toda la novela y que parece que vemos como un personaje más, quizá el principal, de este El Asedio. En su debe, quizá, únicamente el recurso del falso culpable, algo tramposo, que trunca la línea narrativa de un personaje interesante.

Como novela histórica detalladamente documentada, funciona; como novela de aventuras y personajes, también; quizá su trama policíaca, ofrecida al lector como un juego, sea la que menos convenza, aunque eso sí es redonda y coherente con el relato, el tono y sus personajes.

En definitiva, una novela muy recomendable, donde hay aventura, hay amor, hay intriga, una narración de esas que agarran por las solapas y que llevan al lector a vivir un viaje, a desconfiar, a admirar, a compadecer y, en definitiva, a vivir con sus personajes.

 


Tags: asedio, perez-reverte, cádiz, 1811, guerra de independencia

Comentarios