martes, 29 de junio de 2010

"El país de las lágrimas” de Mario Escobar (ed. Aladena, 2010), es una novela original en su presentación que nos invita a emocionarnos con una historia ambientada en la postguerra española, que huye del tono revanchista y partidista de las obras que se escriben en la actualidad sobre la guerra civil.

 El comienzo resulta cautivador, con una mujer entrando en un cementerio con un paquete entre sus brazos. Posteriormente, Ignacio Romero, un viudo jubilado, se dirige al Cementerio de la Almudena para visitar la tumba de su mujer. De forma misteriosa, se encuentra en medio de una tormenta de papeles que con gran esfuerzo consigue recuperar. Con sorpresa, descubre que se trata de un manuscrito, las hojas forman un libro. Son unas memorias que no tienen ningún dato para identificar al autor. Ignacio le envía el manuscrito a Juan Artola, un conocido periodista “con el deseo de que haga algo por devolver la memoria a esa sombra que debe andar por las calles de Madrid amnésica perdida, invisible”. Las hojas de ese manuscrito son “la piel de una vida”.

El periodista pone varios anuncios para que aparezca el autor, pero éste no da señales de vida. Artola transcribe el texto y lo envía a una editorial para que se publique bajo el título “El país de las lágrimas”. Finalmente se publica la novela, un libro en busca de lector y… de autor. A pesar de las reticencias iniciales de la editorial la novela se publica y resulta un rotundo éxito, se convierte “en la referencia literaria del momento”, pero nadie reclama su paternidad.

“El país de las lágrimas” es una emotiva historia de la guerra civil, protagonizada por la mujer de un combatiente del bando republicano. El manuscrito rememora los buenos tiempos vividos junto a su marido, desaparecido en la guerra, y cómo la guerra truncó todas sus esperanzas. Se quedó sola, teniendo que sacar adelante a sus cuatro hijos, unos pequeños que tenía hambre de pan y ella sólo podía ofrecerles “recuerdos y dolor”. En una sola frase expresa su sentir sobre la guerra, “maldita guerra, maldigo a cada hombre que necesita morir y matar por ideas”. A través de las páginas, se abre su corazón, descargando toda la soledad y frustración que embargaron su vida, recordando sus duras experiencias vividas en la postguerra y su lucha por sobrevivir en un país sumido en la miseria y el dolor.

Una vez que la guerra ha terminado, sin noticias de su marido, comenzará junto con su hija un viaje en búsqueda de respuestas, en el que tendrá que superar el odio y aprender a vivir y seguir hacia delante. La novela es una historia de redención, de superación de la adversidad con el poder del amor. Además, el autor mantendrá la intriga de la autoría del libro hasta un final acertado que completa una novela que se lee en un suspiro y que dejará huella en nuestro corazón


Tags: mario escobar, novela guerra civil, novela histórica

Comentarios
Publicado por Invitado
martes, 29 de junio de 2010 | 12:44

Me alegro de que os haya gustado esta crítica que publiqué en mi blog "Me gustan los libros".

http://megustan-loslibros.blogspot.com/2010/05/el-pais-de-las-lagrimas-de-m ario.html