Martes, 24 de marzo de 2009

Eric Frattini, en Venecia.



Por
David Yagüe, periodista.

Seguimos con la segunda parte de la entrevista concedida por el escritor Eric Frattini a Best Seller Español. Tras hablar en profundidad de
El Laberinto de Agua, en esta segunda parte nos centramos en su labor como escritor.

(Aquí puedes leer la primera parte de la entrevista a Eric Frattini)

BSE: ¿Tú que has escrito tanta no ficción sobre los servicios de espionaje del mundo nunca te han entrado ganas de escribir una novela de espionaje puro?

EF: Si te fijas, esta novela tiene elementos de todo eso. Lo que pasa es que me tiene que dar el punto para escribir. Por ahora estoy metido con el tema de Lienhart y a finales de este año espero empezar a trabajar en la precuela de El Laberinto de Agua.

BSE: ¿Tienes alguna manía como escritor?

Tengo una manía y es hacer que nadie pueda rebatir un detalle del libro por ser inverosímil. Para los asuntos de armas me ha asesorado un buen amigo de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil, que ha sido francotirador durante 15 años. La carta de Liesser, que es inventada y supuestamente escrita por un discípulo de Judas, tarde un mes en diseñarla junto a un gran especialista en cristianismo primitivo como es Antio Piñero que me dijo que de ser real estaría escrito en arameo siriaco, así que busqué a un experto para que me la tradujera a esa lengua muerta...

BSE: ¿Planificas tus historias o las vas escribiendo sobre la marcha?

EF: Nunca tengo un guión, ni nada por el estilo, no desarrollo la trama y no sé, ni siquiera el final. No es cierto eso que dicen que todo novelista tiene que sentarse a escribir sabiendo el final de su historia. Cuando iba a escribir me iba dejando llevar por la propia trama: sabía cómo quería situar a los personajes al final, pero no sabía cómo era el final.

Así son los diarios de documentación de Eric Frattini BSE: ¿Qué diferencias notas cuando te sientas a escribir ficción de cuando te toca dedicarte a tu obra ensayística?

EF: Libertad, una libertad absoluta. Es una maravilla escribir novela, porque en el ensayo tiene que estar documentado, con notas de pie de página y todo eso, porque si no, acabas en los tribunales. Cuando acabo un ensayo, estoy agotado psíquicamente, pero con una novela, no. Luego están los fanáticos que te critican por por escribir una novela sobre la Iglesia, algo que me parece estúpido. Puedo comprender que alguien me critique por lo que escribo en mis ensayos, pero ¿por una novela? Es una ficción.

BSE: ¿Cómo te defines como novelista?

EF: No me defino como novelista, eso es más importante que haber escrito dos noveles. Por ahora soy un gran ensayista y un novato en el campo de la novela. Como ensayista no dejo que nadie me cambie una coma del texto, pero como novelista me encanta que la gente lea mis novelas mientras las escribo y me diga cosas, me corrija, me guíe. Eso me ayuda mucho. He aceptado muchos consejos. Juan Gómez Jurado (autor de El emblema del traidor, último premio Ciudad de Torrevieja) me dijo tras leer El Quinto Mandamiento que le había gustado pero que se me notaba que era un ensayista porque metía mucha información a texto corrido. Sus consejos me ayudaron a solucionar aquello y ahora intento introducir esa documentación a través de diálogos, personajes...

BSE: Nos decías en la anterior parte de la entrevista que tu escribías thriller ¿Con quién te compararías en este campo?

EF: Te alucinaría si te dijera que no leo novelas. Soy muy mal lector. Mi trabajo es leer y yo leo ensayos, siempre y muchos. No leo absolutamente nada de ficción. Estoy influenciado por el cine que he visto, por las novelas que leía antes, de John Grisham, Tom Clancy, de John le Carré... Mi novela tiene muchos guiños a Indiana Jones, a Obi Wan Kenobi, a todas esas cosas que te han influenciado como espectador o como lector...

BSE: Se está preparando una adaptación del cómic de la primera novela, El quinto mandamiento...

EF: Para un apasionado del cómic como yo esto sienta muy bien. Esto fue una idea de Teo Rodríguez, el guionista de la historias de terror de Cuarto milenio de Iker jiménez. El hizo varias planchas de prueba y son una maravilla.  A mi me pareció genial. Es curioso ver algo que tu te has inventado verlo reflejado en viñetas.

BSE: ¿Qué consejos darías los que empiezana escribir?

EF: Como novelista ninguno, porque no me creo capacitado. Como escritor, que lean mucho, que se documenten mucho, para que no les pase como dicen que son las obras de Dan Brown. Eso es fácil, porque ahora los escritores tenemos fuentes de documentación infinitas con Internet. Que lean mucho de todo, de ensayo, de novela, porque da algo en que fijarse, técnicas, y luego que escriban mucho aunque no publique porque es la mejor forma de aprender a contar historia. Que intenten contar una historia en cinco folios, luego en diez...porque así se aprende cómo a estructurar y escribir una historia.


Tags: entrevista, eric frattini, laberinto de agua

Comentarios