Martes, 16 de febrero de 2010



Por David Yagüe, periodista

¿Cómo nació la editorial Evohé?

Gracias a los ratos libres, que son siempre muy peligrosos. Manuel Valera (un gran periodista y junta-palabras) y un servidor, en los descansos del trabajo, soñábamos con una página web que nos permitiera dar rienda suelta a nuestra incontinencia expresiva y que sirviera de vía intermedia entre Internet y el mundo editorial. En un principio, nuestro proyecto era cien por cien digital. Nuestros primeros objetivos fueron las reseñas y los concursos literarios. Cuando todo fue creciendo, nos encontramos con que teníamos que decidir qué hacer con todo el material que teníamos, tanto humano como literario: o erigirnos como una especie de agencia literaria o convertirnos en una editorial. Como en realidad no tenemos alma de intermediarios, elegimos la segunda opción. Y aquí estamos.

¿No resultaba un poco arriesgado enfocar la temática de la editorial, pese a que publiquen otros géneros, en el mundo clásico y de la mitología?

Supongo que sí; sin duda, el público objetivo al que te diriges es menor. No obstante, no hubiéramos sabido hacer otra cosa y en otro campo hubiésemos patinado. Es más, creo que en el campo editorial «artesano» se debe de trabajar en lo que uno conoce, respeta y aprecia. Sin esa honestidad, nos sería muy difícil desarrollar nuestra labor.

¿Qué nos puede decir de su concurso literario La Revelación? ¿A pocas semanas de cerrar el plazo qué tal va la admisión de originales?

Ya vamos por nuestro cuarto año. Dos libros publicados en base al certamen, un tercero a punto de salir al mercado y muchos autores premiados. Está muy vivo. Este año estamos muy contentos, pues la mayoría de textos suelen llegar la última semana y hace un mes ya teníamos más de treinta participantes. Esto nos hace pensar que hay mucha gente que ve nuestros concursos como una cita anual interesante. También genera expectación el hecho de que se expongan y que la gente pueda opinar acerca de ellos con total libertad. En quince días, nuestros foros comenzarán a hervir.

Su última novedad es Los cuentos vagabundos de Gisbert Haefs… ¿Cómo surgió la publicación de este libro?

A Gisbert le conocemos desde hace un par de años. Es buen amigo de una serie de escritores con la que tenemos un estrecho contacto. Hace tiempo le hicimos una entrevista online en nuestra página de Hislibris e hizo referencia a una serie de cuentos y relatos, inéditos en castellano, sobre los cuales decía que eran su trabajo favorito. Como sabéis, Gisbert publica con Edhasa, y este tipo de literatura no la suele editar. De ahí surgió la posibilidad de que fuéramos nosotros los que lo hiciésemos.

¿Cómo se siente una editorial relativamente pequeña al publicar una obra de un peso pesado como Haefs?

Bien. Pero, aunque pueda parecer todo lo contrario, tampoco sentimos nada especial. La humanidad de Gisbert es tan grande que el trabajo con él es muy sencillo, en la doble acepción del término.

Y hablando de tamaños de editoriales… ¿Cómo lleva Evohé la “lucha por las baldas” de las librerías en tiempos de crisis? ¿Cómo están capeando el temporal?

La capeamos con mucha paciencia, resignación y humildad. Sabemos lo que hay y no pretendemos colocarnos en un sitio en el que no podemos estar. Nuestro camino, pensamos, ha de ser largo y tenemos aún muchas cosas que mejorar y pulir. Andando se hace el camino.

¿Y la guerra por las reseñas? ¿Cómo afronta una editorial pequeña la lucha por dar a conocer mediáticamente su trabajo?

Las reseñas no lo son todo, pensamos. A veces sorprende comprobar la poca relevancia que tienen las apariciones de libros en determinados periódicos de tirada enorme. Lo realmente importante es generar una corriente de opinión afín en un público alejado de tu órbita de influencia. Eso y crear una marca distintiva que deje un buen sabor en el lector, que poco a poco vaya apareciendo en las estanterías de las librerías. Esto enlaza con la anterior respuesta: nuestro camino es lento, alejado de las prisas.

¿Cómo selecciona Evohé a sus autores? ¿Admiten manuscritos no solicitados? ¿Qué requisitos piden?

No pedimos ningún requisito y admitimos manuscritos no solicitados. Luego, por temática y por calidad (o lo que nosotros entendemos por calidad), se seleccionan.

¿Cuáles son los planes de la editorial para este 2010?

Afianzar el proyecto. Eso sobre todo. Intentar por todos los medios que este 2010 nos pueda permitir desarrollar y fijar el 2011. Ganar nuevos lectores y llegar de una manera más directa al librero.

¿Y sus deseos para el año que comienza?

¿En el sector editorial? Que los lectores dejen de comprar de manera compulsiva, que no se adquieran tan solo cuatro títulos sino que se diversifiquen las ventas, que se compre con mayor frecuencia en librerías pequeñas y que los libreros sigan con la filosofía de no vender churros sino libros.


Tags: javier baonza, editoriales, evohé

Comentarios
Publicado por EmpleoSevillista
Martes, 23 de febrero de 2010 | 0:09
He encontrado este blog de casualidad y me ha encantado.

Yo estoy escribiendo un libro y desear?a publicarlo cuando lo termine, desconozco los pasos que debo dar, de momento, solo escribo.
Es mi sue?o.

Un saludo.