Martes, 18 de mayo de 2010


Por David Yagüe, periodista

En Best Seller Español entrevistamos brevemente al escritor Juan Eslava Galán con motivo de su última novela Rey Lobo.

Juan, la mayoría de apariciones de los íberos en la narrativa contemporánea suele estar relacionadas con Aníbal o los romanos, pero ahora tu nos sorprendes con un viaje los íberos que vivieron, y viajaron, en el siglo IV a. C. ¿Por qué elegiste este pueblo y esta época para enmarcar Rey Lobo?

Quizá porque me gusta transitar caminos que no estén demasiado trillados, en los que pueda aprender al tiempo que escribo. También porque he querido reivindicar la cultura ibera que es la gran olvidada de la historia española.

¿Por qué, en general, los pueblos prerromanos de la Península suelen pasar tan inadvertidos para la historia más general?

Las noticias de los historiadores clásicos son escasas. Sólo la arqueología nos está brindando un conocimiento más completo desde hace un siglo y especialmente en el último tercio del siglo XX.

La novela histórica siempre está en boga y miles de lectores son habituales del género… ¿Es el mejor medio para divulgar la historia en una sociedad que no destaca por su afán de conocimiento en las áreas de humanidades?

La novela histórica no puede sustituir a la Historia, pero en un país donde muchos historiadores académicos desprecian la divulgación histórica tiende a ocupar el espacio que ellos desprecian desde su torre de marfil.

Para un escritor nacido en Arjona, debe ser muy especial haber indagado y ambientado una historia así en tu tierra, pero muchos siglos antes…

En mi interés por los iberos tiene algo que ver el hecho de que soy de Jaén y toda mi vida he estado vinculado a su museo en el que existe una de las mejores colecciones arqueológicas de la península. 

El protagonista realiza un viaje en la novela, que quizá visto a ojos del siglo XXI no parezca demasiado espectacular, para un íbero del siglo IV a.C. debía consistir en toda una odisea viajar desde la Península Ibérica hasta la capital del Imperio Persa. ¿Por qué concebiste un viaje tan excepcional para la novela?

Quería contrastar el civilizado oriente con el cuasi bárbaro occidente. Justo lo contrario de lo que ocurre ahora. También la multitud de pueblos y culturas que poblaban entonces el mediterráneo y tierras limítrofes.

¿Cómo te planteaste hacer cercano al lector del siglo XXI esa mentalidad de un íbero de hace 2.500 años tan ligado a la tierra y a tradiciones como la devotio, que explica en el libro?

Básicamente el alma humana es la misma con sus amores y sus odios. Ciertamente influyen mucho las instituciones de cada sociedad. Me resultaba atractiva esa bárbara devotio, esa extrema fidelidad que hoy resulta impensable para nuestra mentalidad materialista y acomodaticia.

Para los lectores que tras leer Rey Lobo se hayan quedado con más ganas de ficción sobre íberos o sobre su época. ¿Qué novelas les recomendarías?

No hay muchas novelas que exploren ese periodo, me temo; pero existen ensayos interesantes. Les recomendaría los del profesor Arturo Ruiz Rodríguez o el mío publicado hace años (Los Iberos. Los españoles como fuimos).


Tags: juan eslava galán, rey lobo

Comentarios